Móvil:+56 9 8 9381077

ModeloE“El nuevo compromiso mundial con la ciencia ha de incluir, como una de sus grandes aspiraciones, la disminución de la brecha que tiende a separar cada vez más a los países desarrollados del resto del mundo en lo que se refiere a la capacidad de generar y utilizar conocimientos científicos y tecnológicos. El impulso renovado a la investigación en los países periféricos debe vincularse estrechamente con las contribuciones que científicos y tecnólogos deben hacer a la gran meta de generalizar la educación avanzada, de calidad, y continua a lo largo de toda la vida. La renovación de la enseñanza de la ciencia y la tecnología, por vías formales e informales, debe apuntar también a promover la comprensión pública de la ciencia y tecnología como parte de la cultura. La formación inicial y permanente de los docentes de ciencias y tecnología tendrá que vincularse crecientemente a los ámbitos de creación en sus respectivas disciplinas, pues su tarea esencial consiste en enseñar una ciencia dinámica (viva, incompleta y en permanente cambio). Resulta necesario desarrollar la educación científica y tecnológica de los ciudadanos y promover y motivar el desarrollo de las vocaciones científicas y tecnológicas. La popularización de la ciencia y la tecnología debe, simultáneamente, ser potenciada y vinculada a la afirmación de las capacidades propias de los países de América Latina y el Caribe. Las actividades de popularización de la ciencia y la tecnología persiguen que éstas constituyen una componente central de la cultura, la conciencia social y la inteligencia colectiva. Asimismo, debe contribuir a la recuperación y valorización de los conocimientos nativos. El objetivo central de construir una cultura científica transdisciplinaria —en ciencias..., naturales,… y sociales— que la población en general pueda llegar a sentir como propia, requiere priorizar la investigación socialmente útil y culturalmente relevante. En este sentido es necesario fomentar la introducción, el entendimiento y la apreciación temprana de la ciencia y la tecnología en nuestras vidas cotidianas desde la educación inicial”.

UNESCO

Declaración de Santo Domingo. La ciencia para el siglo XXI: una nueva visión y un marco de acción. Santo Domingo, República Dominicana, 10 a 12 de marzo de 1999. Unesco – Montevideo.

Objetivo General

Fomentar la ciencia, tecnología y el trabajo en equipo en niños y jóvenes  mediante el desarrollo, aplicación e integración de conocimiento, habilidades de nivel superior, y participación en actividades, que influyan en la creación de talentos, facilitando el cumplimiento de sus objetivos profesionales y el desarrollo del país.

Especificos

  • Masificar la actividad científica, con la finalidad de rescatar talentos ocultos.
  • Acercar el conocimiento y la tecnología de punta a los estudiantes para abundar en opciones y posibilidades de desarrollo.
  • Facilitar una formación holística que permita el desarrollo de personas integrales, fomentando y fortaleciendo sus capacidades.
  • Identificar y aplicar métodos de reconocimiento de talentos e inteligencias en los jóvenes.
  • Acreditar el conocimiento, habilidades y destrezas adquiridas.
  • Promover la construcción, el intercambio de conocimientos y experiencias entre los participantes, tanto estudiantes, docentes como público en general.
  • Convocar instituciones educativas, científicas y empresas para sustentar el conocimiento y aplicar conocimiento.
  • Promover en los estudiantes el desarrollo de un pensamiento crítico junto a una actitud científica que permita ser aplicada a las realidades y problemáticas de su comunidad o región.
La robótica da vida a la ingeniería, las matemáticas, la computación y las vuelve tangibles. Es una manifestación concreta de la solución de problemas que recompensa la ingeniosidad, la persistencia y la capacidad de encontrar y corregir errores. La utilidad didáctica que puede proporcionar la robótica educativa es amplia. Al ser una herramienta versátil, admite diversas formas de utilización según los objetivos y la asignatura, valorándose especialmente por permitir a los profesores y a los estudiantes modificar su contenido y adaptarlo a sus necesidades concretas. Los materiales de robótica de LEGO ofrecen posibilidades de improvisación que permiten incluso a niños pequeños construir una máquina, someter a prueba una hipótesis, corregir errores y superar sus expectativas. Este diálogo con la máquina amplifica e intermedia la conversación con él mismo. El LEGO contribuye, con su posibilidad de improvisación, al pensamiento de los estudiantes (Stager, s.f., párrafo 20). Otro aspecto a considerar de la robótica educativa, es su capacidad de fomentar el interés por vocaciones científicas, creándoles a los estudiantes una visión de la ciencia y la tecnología atractiva y dinámica (Goh y Aris, 2007; Ruiz-Velasco, 2007). La sociedad actual está exigiendo al sistema educativo el desarrollo de nuevas competencias y habilidades que preparen exitosamente a los estudiantes para la vida, el aprendizaje y el trabajo.

CONSTRUIR PARA APRENDER

rotatecno, aibo, copiapo, robot, aibo Seymour Papert crea una visión del aprendizaje a la que denominó “construccionismo”,que es su personal reconstrucción del constructivismo de Piaget, del que fuera discípulo. Para él, lo verdaderamente importante es el papel que pueden desempeñar lasconstrucciones en el mundo (castillo de arena en la playa, un robot o un programa de ordenador) como apoyo a las construcciones mentales. El construccionismo también es reconocido como una teoría educativa que fundamenta el uso de la tecnología digital en educación (Badilla y Chacón, 2004). Para Ruiz- Velasco (2007, 63) se resume en: “Constructivismo + tecnología = Construccionismo”. El construccionismo es un modo de convertir las ideas y relaciones formales y abstractas en más concretas, más visuales, más tangibles, más manipulables y, en consecuencia, más rápidamente comprensibles. Cuando “razonamos con los dedos”, liberamos energía creativa, modos de pensamiento y modos de ver las cosas que, de otra forma, nunca podrían liberarse (LEGO  education, 2008, 12). Así pues, Méndez (1995) expone los principios básicos del construccionismo con respecto al: - Aprendizaje. Tiene lugar desde que se nace, por medio de una interacción dinámica con el mundo físico, social y cultural donde el individuo está inmerso. Asimismo, sostiene que se puede aprender de formas diferentes, sin implicar que unos sean superiores a otros. - Conocimiento. Es el resultado de las experiencias vividas y del trabajo propio. - Ambiente. Será adecuado para el desarrollo cognitivo del educando: si le permite enriquecer su trabajo o actividad con sus ideas y motivaciones personales; si está adecuadamente organizado y estructurado; si propicia la creatividad; si además de ofrecer estímulos brinda respuestas a sus acciones, y según el grado de manipulación y actuación que éste le permita. - Individuo. En un ambiente construccionista disfruta al experimentar con sus ideas, sus razonamientos y hasta sus errores. - Educador. Debe estar capacitado para reconocer las características propias de cada alumno o alumna y, de acuerdo con ellas, poder proponer las situaciones de enseñanza requerida. Howard Gardner (2005), creador de la teoría de las inteligencias múltiples, describe cuáles serán las cinco mentes del futuro, es decir, las cinco capacidades que deberíamos desarrollar para enfrentar el siglo XXI:
  • Mentes disciplinadas.
  • Mentes sintetizadoras.
  • Mentes creadoras.
  • Mentes respetuosas.
  • Mentes éticas.
Las tres primeras relacionadas con aspectos cognitivos y las dos últimas mentes tienen que ver con nuestras actitudes, valores, y  cómo nos relacionamos con los demás, esto es, con la formación del carácter y la clase de ser humano que cada uno es. El propósito de la robótica educativa no es necesariamente enseñar a los estudiantes a convertirse en expertos en robótica, sino más bien es favorecer el desarrollo de competencias que son esenciales para el éxito en el siglo XXI, como: la autonomía, la iniciativa, la responsabilidad, la creatividad, el trabajo en equipo, la autoestima y el interés por la investigación. s (Acuña, 2007; Goh y Aris, 2007; LEGO educational, 2008; Ruiz-Velasco, 2007).
Creatividad.
Los participantes liberan su capacidad creativa al ofrecerles espacios para   que imaginen, creen y realicen sus propias construcciones al permitirles enriquecer su trabajo o actividad con sus ideas y motivaciones personales.
Autoestima.
La confianza en sí mismos aumenta al descubrir que tienen el poder de crear objetos (robots) lo que al inicio les parecía “demasiado difícil”.
Concentración y disciplina.
Se requiere aprender a perseverar cuando las cosas vayan mal para encontrar la manera de solucionar el problema, en lugar de ceder a la frustración.
Trabajo en equipo.
Los equipos son normalmente multifuncionales o multi skill. Los participantes tienen la libertad para agruparse según sus preferencias y son ellos quienes deciden las funciones que cada miembro del equipo realizará en cada sesión. El objetivo que los une hace que colaboren. Así, los que tienen mayor experiencia suelen tomar el control, pero todos participan en el proyecto. “Cada niño tiene características, intereses, capacidades y necesidades que le son propias; si el derecho a la educación significa algo, se deben diseñar los sistemas educativos y desarrollar los programas de modo que tengan en cuenta toda la gama de esas diferentes características y necesidades” (UNESCO, 1994, p.6). Sin embargo, una de las grandes temáticas ausentes en estas últimas discusiones ha sido las necesidades edu­cacionales de niños con distintos niveles de habilidad, especialmente el tema de las particularidades educacio­nales de los niños excepcionalmente inteligentes y crea­tivos. El desarrollo de talentos beneficia a la sociedad completa en la medida que aumenta las po­sibilidades de formar de manera apropiada a los líderes intelectuales, científicos, artísticos y morales del futuro (García Huidobro, 2005). El talento es un concepto esencialmente relativo, pues está histórica y contextualmente situado y su definición depende de la comparación con una población con ca­racterísticas demográficas similares. Aun cuando se re­conoce un importante componente hereditario, se asu­me que el talento requiere de un contexto adecuado, que fomente y desafíe a la persona a desarrollar sus potencialidades, para poder de esta manera expresar­las y ponerlas al servicio de otros. Se requiere contar con personas significativas y experiencias oportunas y adecuadas de aprendizaje para desarrollar el talento (Gagné, 1993). Es difícil comprender por qué en un país como Chile, donde han existido reiterados esfuerzos por mejorar la educación, siendo crucial que esta mejoría se traduzca en calidad para todos y todas atendiendo a las diferen­cias, no existe educación especial para los estudiantes con talentos académicos. Los niños y jóvenes con ta­lentos académicos constituyen una reserva enorme de riqueza en términos de contribución al desarrollo nacio­nal. La superación de la pobreza y la posibilidad de un desarrollo sustentable, requieren invertir en el potencial que reside en cada uno de los estudiantes chilenos y en particular en aquellos con capacidades destacadas. (Borland & Wright, 2000).
¿A qué nos referimos con estudiantes con talentos académicos?
Aunque se reconoce y valora el hecho de que todas las personas tienen virtudes, cualidades o aspectos positivos en su personalidad y/o su desarrollo cognitivo, social, afectivo y físico, técnicamente el concepto de talento solo se aplica a las personas que se sitúan en los niveles superiores de distribución de la habilidad de que se trate (intelectual, musical, interpersonal). Un tipo específico de talento es el académico, que impli­ca una habilidad o capacidad superior en el ámbito de lo que tradicionalmente la sociedad occidental considera “académico” o “relativo a la academia”: principalmente las matemáticas, las ciencias naturales, las ciencias so­ciales y las humanidades. Los talentos artísticos, los de­portivos e interpersonales no quedan incluidos en dicha denominación. El talento académico puede ser general, cuando las ca­pacidades superiores se manifiestan en varias o todas las áreas académicas mencionadas, pero puede ser tam­bién específico a una de ellas. En el primer caso, suele hablarse de talento intelectual general. En el caso de talentos académicos específicos, en cambio, no siempre puede demostrarse un nivel intelectual general significa­tivamente superior al promedio. El talento académico puede ser general, cuando las ca­pacidades superiores se manifiestan en varias o todas las áreas académicas mencionadas, pero puede ser tam­bién específico a una de ellas. En el primer caso, suele hablarse de talento intelectual general. En el caso de talentos académicos específicos, en cambio, no siempre puede demostrarse un nivel intelectual general significa­tivamente superior al promedio. Los estudiantes con talentos académicos tienen carac­terísticas que los distinguen y de las cuales surgen sus necesidades educativas especiales. Destacan sobre todo por sus habilidades en el plano cognitivo, presentan una gran facilidad e interés hacia el aprendizaje, lo que se ve expresado en la edad precoz en que adquieren cono­cimientos, en la intensidad, en su capacidad de atender y concentrarse en tareas de orden académico y en la complejidad al momento de abordar y analizar tareas. Además buscan múltiples niveles de análisis y emplean mayores habilidades de pensamiento superior. Muchas teorías concuerdan en que si bien todas las per­sonas tienen potencial para aprender, ese potencial es diferente dependiendo de cada individuo. Por ello, una actitud responsable y justa es identificar a aquellos que tienen ritmos y estilos de aprendizaje especiales para brindarles una oferta educativa acorde a ello. Ser un estudiante con potencial de talento significa exactamente la posibilidad de tener desempeños sobre­salientes. Dicha posibilidad requiere de oportunidades educativas desafiantes y estimulantes que movilicen la motivación, el esfuerzo y la perseverancia, pues solo de esta manera se estará dando una verdadera oportuni­dad a su diferencia, transformando ese potencial en desempeño y en actualización. Si estas experiencias no se entregan en forma sistemática y desafiante, se cae en el riesgo de que el potencial se extinga. La extinción o pérdida del talento por falta de oportu­nidades, trae consigo graves problemas. Por una parte, acarrea dificultades para este grupo de estudiantes, quienes reducen la motivación por aprender, no se sien­ten reconocidos y muchas veces desarrollan una perso­nalidad con secuelas emocionales que lleva a conductas indeseables. Por otra parte, hay consecuencias sociales, pues estos estudiantes pierden toda posibilidad de mos­trar desempeños exitosos y destacados, y algunos desa­rrollan conductas antisociales, siendo desde todo punto de vista, una gran pérdida de recursos para el país. VIOLETA ARANCIBIA / Centro de Estudios y Desarrollo de Talentos.
rotatecno, fll, lego nxt, acapomil rotatecno, robo, aibo, san fernardo
Howard Gardner
Norteamericano, es conocido en el ambiente  de la educación por su teoría de las múltiples inteligencias, basada en que cada persona tiene por lo menos ocho inteligencias u ocho habilidades cognoscitivas. Investigador de la Universidad de Harvard, tras años de estudio ha puesto en jaque todo el sistema de educación escolar en EE.UU. Gardner, neuropsicólogo, es codirector del Proyecto Zero en la Escuela Superior de Educación de Harvard, donde además se desempeña como profesor de educación y de psicología, y también profesor de Neurología en la Facultad de Medicina de Universidad de Boston . En 1983 presentó su teoría en el libro Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences y, en 1990, fue el primer americano que recibió el Premio de Educación GRAWMEYER de la Universidad de Louisville. En 1993 publicó su gran obra La inteligencia múltiple; en 1997, Mentes extraordinarias. Además, escribió quince libros -Arte, Mente y cerebro; La mente no escolarizada; Educación artística y desarrollo humano y La nueva ciencia de la Mente, entre otros títulos- y varias centenas de artículos Howard Gardner define la inteligencia como: LA CAPACIDAD DE RESOLVER PROBLEMAS O  ELABORAR PRODUCTOS QUE SEAN VALIOSOS EN UNA O MAS CULTURAS. La importancia de la definición de Gardner es doble: Primero, amplía el campo de lo que es la inteligencia y reconoce lo que todos sabíamos intuitivamente, y es que la brillantez académica no lo es todo. A la hora de desenvolvernos en esta vida no basta con tener un gran expediente académico. Hay gente de gran capacidad intelectual pero incapaz de, por ejemplo, elegir bien a sus amigos y, por el contrario, hay gente menos brillante en el colegio que triunfa en el mundo de los negocios o en su vida personal. Triunfar en los negocios, o en los deportes, requiere ser inteligente, pero en cada campo utilizamos un tipo de inteligencia distinto. No mejor ni peor, pero si distinto. Dicho de otro modo, Einstein no es más inteligente que Michel Jordan, pero sus inteligencias pertenecen a campos diferentes. Segundo y no menos importante, Gardner define la inteligencia como una capacidad. Hasta hace muy poco tiempo la inteligencia se consideraba algo innato e inamovible. Se nacía inteligente o no, y la educación no podía cambiar ese hecho. Tanto es así que en épocas muy cercanas a los deficientes psíquicos no se les educaba porque se consideraba que era un esfuerzo inútil. Al definir la inteligencia como una capacidad Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. Gardner no niega el componente genético. Todos nacemos con unas potencialidades marcadas por la genética. Pero esas potencialidades se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la educación recibida, etc. Ningún deportista de elite llega a la cima sin entrenar, por buenas que sean sus cualidades naturales. Lo mismo se puede decir de los matemáticos, los poetas o de gente emocionalmente inteligente.

IDEAS BASICAS SOBRE LA TEORIA DE LAS INTELIGENCIAS MULTIPLES PARA EL DESARROLLO DE HABILIDADES DEL PENSAMIENTO

Las habilidades del pensamiento son requisito para aspirar a una educacion de calidad. Para solucionar problemas en todos los ambitos de la vida se necesitan las habilidades del pensamiento. La inteligencia implica la habilidad necesaria para solucionar problemas o elaborar productos y/o servicios que son de importancia en el contexto cultural.

Inteligencias Multiples

  • Inteligencia Lógica - matemática, la que utilizamos para resolver problemas de lógica y matemáticas. Es la inteligencia que tienen los científicos. Se corresponde con el modo de pensamiento del hemisferio lógico y con lo que nuestra cultura ha considerado siempre como la única inteligencia.
  • Inteligencia Lingüística, la que tienen los escritores, los poetas, los buenos redactores. Utiliza ambos hemisferios.
  • Inteligencia Espacial, consiste en formar un modelo mental del mundo en tres dimensiones, es la inteligencia que tienen los marineros, los ingenieros, los cirujanos, los escultores, los arquitectos, o los decoradores.
  • Inteligencia Musical es, naturalmente la de los cantantes, compositores, músicos, bailarines.
  • Inteligencia Corporal - kinestésica, o la capacidad de utilizar el propio cuerpo para realizar actividades o resolver problemas. Es la inteligencia de los deportistas, los artesanos, los cirujanos y los bailarines.
  • Inteligencia Intrapersonal, es la que nos permite entendernos a nosotros mismos. No está asociada a ninguna actividad concreta.
  • Inteligencia Interpersonal, la que nos permite entender a los demás, y la solemos encontrar en los buenos vendedores, políticos, profesores o terapeutas.